La Ordenanza de la Verguenza ya se está aplicando

La policia local de Alicante ha comenzado a multar a personas pertenecientes a colectivos socialmente vulnerables aplicando la mal llamada Ordenanza de Convivencia Cívica pactada por los partidos que gobiernan el Ayuntamiento.

Federación Provincial de CGT Alicante

Asistimos escandalizadxs a la puesta en práctica de la ordenanza de la vergüenza aprobada por el PP, Ciudadanos y Vox, a instancia de esta formación de ultraderecha, que a cambio se comprometía a apoyar unos presupuestos municipales que incluyen un gran recorte en ayudas sociales. La tormenta perfecta.

Por noticias aparecidas en algunos medios de comunicación (la verdad es que en pocos pese a la gran trascendencia de lo que está pasando), sabemos que ya se está multando a personas que mendigan en las calles de la ciudad con multas de hasta 3.000 euros, como contempla esta clasista ordenanza.

Funcionarixs públicos, pagadas y pagados por la ciudadanía, se dedican a multar a personas que están necesitadas de ayuda, personas vulnerables que carecen de recursos y que ven como a sus problemas de subsistencia se agravan con unas multas que obviamente no pueden pagar y que van a lastrar cualquier posibilidad de rehacer sus vidas. Alicante como ciudad de castigo.

Pese a los informes de abogadxs, profesores y catedráticxs de Derecho, que han declarado que esta norma es inconstitucional, pese a las protestas de expertxs, trabajadoras y trabajadores sociales, pese a las peticiones de decenas de organizaciones sociales, sindicatos y ONG de Alicante, que en varias ocasiones pidieron la no tramitación de una norma represiva y clasista, pese a todo, la derecha municipal ha preferido seguir adelante con la vía de la pura y simple represión frente al problema de la pobreza.

Realmente hay que pensar que los políticos que gobiernan en el ayuntamiento han perdido toda traza de humanidad y de vergüenza, cuando en lugar de legislar para solucionar los problemas de cada día de los alicantinos y alicantinas, atrapados por las consecuencias de una crisis económica tras otra, se dedican a criminalizar a las personas por su “apariencia de mendicidad” cosa que no ayuda a erradicar la pobreza, si acaso solo en esconderla para que no muestren la realidad a quienes pasean por el centro de la ciudad. Más desprecio hacia las y los ciudadanos (que lo son, tengan o no dinero) y la dignidad humana parece imposible.

Desde la Confederación General del Trabajo de Alicante exigimos la retirada de esta ordenanza y la aplicación de políticas sociales dirigidas a los sectores más desfavorecidos de la ciudadanía, ordenanzas que contribuyan a crear una sociedad más solidaria, no que castiguen a quienes menos tienen. Esta es nuestra lucha y no cesaremos hasta conseguirlo.

Publicado por cgtalacant

Somos la Federación Provincial de sindicatos de CGT Alacant. El sindicato libertario, solidario y autogestionado, por y para la clase trabajadora. ¡El sindicato que se atreve!

A %d blogueros les gusta esto: